Sobre nosotros

  • Hosting asequible desde 2004

    En PCextreme ofrecemos una amplia gama de hostings de calidad a precios competitivos desde 2004. Un Webhosting compartido promedio, de unos 250 megabytes, cuesta alrededor de 10 euros al mes. En su momento PCextreme revolucionó el sector ofreciendo estos servicios por 1 euro al mes. En 2017 seguimos con nuestra filosofía de dar a nuestros productos el mayor valor posible, a precios competitivos.

  • Sincero y transparente

    Nos gusta ir al grano y siempre tratamos de poner a nuestros clientes por delante de nosotros mismos. No nos gusta inducir al error o crear expectativas poco claras. Con esto en mente, puedes esperar transparencia en nuestros precios sin ningún pero, por muy bajos que sean. Si tienes cualquier duda, por favor no dudes y ¡contáctanos!.

  • Más de 45.000 clientes satisfechos

    Hemos construido una base sólida de más 45.000 clientes satisfechos en la última década, hemos registrado unos 80.000 dominios y hospedamos más de 100.000 sitios web en nuestras infraestructuras. Los números són buenos, pero lo que más nos importa es la enorme base de clientes leales, que después de 10 años, siguen aún con nosotros.

  • Nuestras infraestructuras, distribuidas en múltiples DDCC

    Nuestras infraestructuras y el preciado equipamiento de nuestros clientes, se encuentran distribuidos en múltiples data centers en los Países Bajos. Contamos con ingenieros in situ, para garantizar una respuesta rápida y flexible. Nuestras localizaciones están certificadas por el EUE al cumplir con los estrictos requisitos medioambientales.

  • Instalaciones

    Lee todos los detalles técnicos de nuestros data center e infraestructuras de red.

    Nuestras instalaciones
  • Open Source

    Somos usuarios activos y contribuimos continuamente en diversos proyectos de software de Código Abierto.

    Nuestra política open source

¿Quieres trabajar en PCextreme?

Cada compañía tiene su propio modo de hacer las cosas y PCextreme no es diferente. Nuestro equipo crece cada día más unido gracias a escapadas como ir a los karts, jugar a los bolos o comportándonos mal en el parque durante el fin de semana. Pero en el trabajo damos lo mejor de nosotros, construimos enormes bocatas durante la comida y nos relajamos con unas partidas al futbolín, de vez en cuando también vamos a dar un paseo para recoger un poco de Vitamina D. Y a veces nos dejamos caer por alguna fiesta LAN, para terminar volviendo a la vida real, no antes de las 4 de la mañana.